Importancia del contacto con la naturaleza

Es innegable la atracción que la naturaleza ejerce sobre el ser humano, esos momentos en los que el cuerpo parece pedirnos dejar todas las responsabilidades, desconectarnos, e ir en busca de esa paz que obtenemos cuando nos sentimos más cerca de la naturaleza.

Y es que la naturaleza tiene algo que nada más nos puede dar. Es pura, salvaje, y nos hace sentir esa energía renovadora, como si nos oxigenara. ¿Por qué tiene este efecto en nosotros?

Según un estudio de Ming Kuo, investigador de la Universidad de Illinois, publicado en la revista Frontiers in Psychology, mantener el contacto con la naturaleza estimula nuestro sistema inmune, mejorando nuestra salud física y mental.

El poco contacto con la naturaleza, está relacionado con muchas enfermedades como la depresión, la ansiedad, TDAH, el cáncer o la diabetes. De acuerdo a las investigaciones esto se produce porque en los entornos sin naturaleza, las personas nos encontramos en constante tensión en un estado de "lucha/huida", lo cual es muy pernicioso para nuestro sistema inmune.

Cuando estamos rodeados de naturaleza, nuestro estado pasa a estar más relajado, con menos preocupaciones, pudiendo dedicar nuestro cuerpo muchos más recursos a reforzar el sistema inmune. Por otra parte, los entornos naturales también nos aportan vitamina D de la luz solar o iones negativos, entre otros.

Es decir que, de alguna manera, es indiscutible la influencia del contacto con la naturaleza en la salud física y mental.

Si dedicas un tercio del porcentaje que pasas con tu celular en redes sociales a interactuar con la naturaleza, podrías evitar muchos malestares y enfermedades, e incluso incrementar los niveles felicidad en tu día a día.

Existe un fenómeno denominado "trastorno por déficit de naturaleza" ocasionado por la falta de contacto con nuestro entorno natural y realmente está provocando problemas de salud y bienestar, como advierten diversas investigaciones.

El catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad de Córdoba, José Antonio Corraliza, explica que se ha estudiado en especial en menores de edad y está vinculado a problemas como el incremento de la obesidad, enfermedades neumónicas y respiratorias, trastornos por déficit de atención e hiperactividad o falta de vitaminas esenciales.

El "Síndrome déficit de naturaleza" afecta a su rendimiento cognitivo sobretodo y se acentúa con síntomas como la fatiga, obesidad, estrés o trastornos en el aprendizaje.

En cambio, si están en contacto con la naturaleza encontrarán grandes beneficios como mejoras en la salud, en la capacidad de atención, en el trabajo en equipo, en su seguridad, sus valores y en el desarrollo personal.

Los niños que crecen en permanente contacto con la naturaleza, tienen más capacidades para enfrentarse a nuevos retos, menos temor a lo nuevo y en general son más independientes e imaginativos. En cambio los niños más distanciados de entornos naturales, se manifiestan más sedentarios, retraídos y con temor hacia nuevas experiencias y cambios.

Es por eso que cada vez que tengas la oportunidad sal de tu zona de confort y aventúrate un poco en la naturaleza, ve a dar un paseo, acércate al mar cada vez que puedas, contempla un atardecer o simplemente ve a un parque a respirar tranquilo, muchas veces la salud comienza por pequeñas decisiones.

0
5 Cenotes que tienes que visitar en la Riviera May...
Propuestas para un verano inolvidable en el Caribe...
 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Already Registered? Login Here
Guest
Martes, 12 Noviembre 2019
If you'd like to register, please fill in the username, password and name fields.

Más Populares